Cuando llegamos al punto de maldad en el que sólo nos importa nuestro propio bienestar sin resentimiento y con amor, rebosamos de felicidad.

Free WordPress Themes, Free Android Games